Llegó el invierno

Tengo aun mucha juventud para seguir intentándolo
y no ser vencido por lo que detesto,
para deleitarlos e inspirarlos.

Me gustaría saber que piensas de mi a las 3:12 am,
nuestra hora favorita;
que si estábamos con ropa,
era por que algo pasaba;
e íbamos, lo enfrentábamos,
mientras posabas tus manos en mis partes favoritas
y yo me perdía,
como lo hago en el mar.

Me gustaría saber que piensas en aquel momento,
el instante exacto cuando el te lleva a ese lugar;
te revuelcas en éxtasis?,
gritas?, lloras?, muerdes?, golpeas?,
Te quedas paralizada de placer?

Me gustaría saber si encontraste la magia,
cuan recurrente soy en tu cabeza,
si eres testigo de todos mis juegos de niño,
¿Te enteraste que el mundo me desea?,
y que lo intento firme,
que ellas son fantásticas conmigo,
pero hay días como hoy en que deambulas
en la parte trasera de mi cabeza,
En el rincón más sano de mi corazón.

Solo es el cambio de estación.
Javier

re titular

Podría hacerlo posible si sigo aventurándome sin caer en la agonía  que percibo en todos los que me rodean, estoy seguro podría lograrlo si sigo en este camino desafiante, en la constante intensidad, en el placer de las situaciones mas cotidianas. Abalanzarme sobre la vida sin pausas, sin cuotas de arrepentimiento, en la insolencia, en la irrespetuosidad, en el mar insondable.

Podría usar toda la genialidad, pintar cuadros perfectos, textos cargados en emoción verdadera,  replicar las notas perfectas del atardecer cuando solo yo observo y no existe lo aparente.

Encontrar nuevas cimas, donde a nadie se lo ocurrió pensar, en métodos aun más irreverentes. Navegar heroico en la poesía, inmune a la muerte en espíritu, quemando y llevando a cenizas viejos cuentos para reescribirlos, re titularlos en un afán magnifico.

En la satisfacción , la aventura eterna, el placer, la pasión y la locura,

SIN LIMITES
Meteorico

Vientos Favorables

Lo más interesante de toda esta situación era lo siguiente:

Sin quererlo y de una manera muy espontanea practicaba la fidelidad,
Me he quedado a pasar la noche sin la necesidad animal del deseo
No salté por la ventana escapando
No hay resguardos ni palabras dichas por cortesía
CARISMA
Fluye
No hay movimientos ajedrecistas
CALMA
ARTE
FASCINACIÓN

Peligro, no hay nadie a quien salvar y eso podría ser un gran problema,
lo intento y eso es algo realmente nuevo.

Vientos favorables y el horóscopo conspirando
Javier

Llamada

Mientras subía a un micro de color verde y número 325, la cordillera de Los Andes en el Este y en mis audífonos suena Richard Ashcroft. Llevo puesta mi mejor prenda, aquella sonrisa de los que viven rápido, de los que se saben valientes, llevo mi viejo reproductor de música y la satisfacción del que ha vivido.

Me he despertado a las 3 de la mañana, ya si ganas de seguir perdiéndome en el sueño, con las ganas casi obsesivas de estar en movimiento, me he despertado con la video llamada de J, me he despertado tal vez con una llamada de yo mismo hace algún tiempo atrás, cuando al juzgar por su rostro pienso que la cerveza destapada debe ser la numero 17, mientras me pide perdón por la botella de alto del Carmen con que perfectamente se adorna la mesa y la línea de cocaina que resalta, que desaparece en una snifada experta, sin más evidencia que aquella expresión de rostro apretada y pseudo psicótica. A mi no me importa nada de aquello, por que veo la sinceridad en tus ojos, veo la necesidad de sentirte menos solo, menos incomprendido, cuando solo te asecha la muerte y una que otra demanda o factura de alguna clínica.

Y cómo no te voy a entender si estuve también vagando por el norte, abandonándome completamente, vagando por las calles entre vagabundos y prostitutas, alimentándome de sobras y tirándome al vacío para estar siempre un poco más abajo, cada vez con menos miedo y mas dispuesto a morir por malas causas, yo también dejé botado el Mercedes Benz del año y un par de cosas más, yo también me perdí en conversaciones con personas pensé que me entendían, con personas que buscaban algo más de la vida o por lo menos alguna respuesta a tanto dolor. Por que no solo compartimos el encuentro con la muerte prematura, trastornos de personalidades y la adiccion a las drogas, la juventud y a las situaciones de peligro, compartíamos un corazón tan noble, potenciales meteóricos y una belleza única.

Tienes que vivir tu caos y hundirte hasta perder la respiración en todo aquello y por eso siempre estaré ahí para ti, para no sentirnos tan solos, con la verdad y sin ningún tipo de juicio.

Sabes donde encontrarme.

Tribunal

Interesante ejercicio sentarse en la corte, desnudo y aquellas personas que quieres listando tus delitos y cómo se sintieron respecto a ello, sin ninguna oportunidad de réplica o respuesta, las manos atadas y en absoluto silencio.

Interesante ejercicio a mi intolerancia a frustración, interesante prueba a mis evasiones.

Siéntate en aquella silla y recibe de una vez todo el balde de agua fría, la ronda de cachetadas muy bien merecidas por todas tus fechorías.

Interesante ejercicio aquel de no tener la más mínima oportunidad de justificarte y recibir algunos buenos derechazos sin caer completamente

Reconoces la sabiduría y la templanza?, debo recordar que no todos han tenido oportunidad de procesos terapéuticos como yo, no todo el mundo va cargado de tantas herramientas para enfrentar todas aquellas cosas desagradables, unos de siguen comiendo las uñas, otros con amantes, otros con mentiras.

Me declaro culpable de todo lo que se me acusa, perdón, me declaro responsable señor juez, me declaro feliz de estar donde estoy hoy, no hay arrepentimientos.

La inteligencia y la audacia seducen

Javier

Excesos de cafeína continuación

También estaba fascinado con todas aquellas caricias espontáneas de las personas, aquellas demostraciones espontáneas de amor genuino entre madres e hijos, parejas, amigos. Me quedaba hipnotizado cuando veía a aquellos besándose por la ciudad, como si quisiera participar, como si quisiera tomar notas y documentar, por que veía toda la química, me contagiaba de todo el cuadro, no en un afán voyerista, ni nada por el estilo, me deleitaba con las personas que compartían la mano al caminar, sobre todo aquellos de mayor edad, será que un día quisiera experimentar todas aquellas cosas? Será que un día te pueda mirar con los ojitos enamorados y perderme en la ternura de tu ser, como cuando me sentaba en el parque al verte jugar después del jardín, como cuando podíamos estar horas coqueteandonos en una copa de vino. Que potente todas aquellas emociones cuando voy sentando en un tren a toda velocidad que se detiene en todos aquellos pasajes, has notado el abrazo sincero de los que no tienen tiempo? Has notado que el amor no se gasta?, te das cuenta lo maravillosa que eres por que te aman? Incluso en tus días de furia.

Puede todo el mundo estar captándolo o yo me hice daño tanto golpearme la cabeza al saltar al vacío, es solo una impresión mía o todo se vuelve más claro cuando uno olvida definirse.

Te has sentido conectado con el universo? Y sentir melodías en el océano que no se detienen, has olvidado algunas vez dormir por que estás dedicado a empresas superiores, lo has dejado todo alguna vez por un impulso, por amor?.

Tuviste suficiente coraje alguna vez? Saliste de casa para no mirar atrás y golpeaste tu puño tan fuerte contra la pared para sentirte vivo, un poco menos aturdido. Decidiste un día volverte hombre y tomar el control de tu vida, dejar de frecuentar lugares comunes, amantes peligrosas, adicciones destructivas.

Tu pusiste algún día tu mejor vestido solo para sentirte deseada, para recibir elogios que nunca pasan de moda, te sentiste Yam bella y fuerte para conquistar incluso el mundo, te sentiste frágil y pequeña para esconderte bajo la cama.

Te sentaste en la mesa de reyes, pero sigues prefiriendo sentarte en el suelo a compartir alguna sobra de comida

Eres atractivamente particular, sobre todo esa arrogancia con la que caminas, aquellas palabras que intentas decir de manera tan elocuente,

Eres maravilloso por que navegas y te sientes cómodo en la tempestad, aquel lugar del que todos huyen

Javier

Divagaciones en exceso de cafeína

Estuve intentando afanosamente redefinir conceptos, sobre el cariño, sobre la libertad y sobre la familia. Estuve intentando destruir completamente aquellas barreras limitantes, estuve jugando en la geometría molecular, con una capacidad magnética de atraer y materializar cualquier clase de pensamiento, aún aquellos más inverosímiles. Estuve experimentando sinestesias pirotécnicas entre notas perfectas de Mozart y cuadros de DaVinci, sabores deliciosos y aromas primaverales, revelaciones . Estuve experimentando estados de completa locura, despertando en lugares ficticios, amigos imaginarios y pasiones desmedidas. Estuve en una caricia delicada, a la que me logro entregar completamente, respirando profundo y golpeándome cerca de los tobillos para estar seguro si no estaba soñando todo aquello, estuve haciendo pactos con brujos en dimensiones no terrenales, cambiando mi alma por pequeños favores que siempre te costarían la vida. Me mostraron todas aquellas líneas de mi mano y pusieron la misma cara de horror que pusieron en vidas pasadas, quién eres tú y por que anhelas todo aquello? . Me contaron del día de una de mis tantas muertes, del camino solitario y aquel amor tan leal que seguiría sobreviviendo, me hablaron de todo aquel lado tan oscuro, del dolor que iba a experimentar, me hablaron de cómo apenas iba a sobrevivir a aquello, pero que luego sería invencible, sería eterno, que se me encontraría en bibliotecas alrededor del mundo y mi historia serviría de algo, que seguiría experimentando aquellas cosas, que en cada latido mi corazón estaría por salirse, que la bondad era un recurso ilimitado, que el éxito sería constante y tendría que vivir ineludiblemente desafiándome, vivir eternamente en una búsqueda.

Divagaciones en exceso de cafeína

They don’t own me

Is it true what they say?

Nothing in life is free

Are you looking this way

Surely this can’t be

I know that you

Ain’t like the other ones

March to a different beat, babe

Banging a different drum

I think I told you before that

They don’t

They don’t own me

I think I told you before that

They don’t

They don’t own me

I ain’t playing their games

I am nobody’s fool

Yeah, I know how it feels

I broke those rules

Are you walking with me?

Or are you running with them?

Are you ever free?

Is this something that you understand?

I think I told you before that

They don’t

They don’t own me

I think I told you before that

They don’t

They don’t own me

They don’t

They don’t own me

Is it really that strange

To try and find some peace?

Is it so opaque

That you still can’t see?

Them, right up above

I wonder what they can hear

I guess we all mess up, baby

Mmm, we’re here, then disappear

I think I told you before that

They don’t

They don’t own me

I think I told you before that

They don’t

They don’t own me

I think I told you before that

They don’t

They don’t own me

I think I told you before, yeah

They don’t

They don’t own me

Estado de flow

Me había estado sintiendo increíblemente bien, incluso había olvidado donde dejé mis notas de suicido, pesándolo bien, ni siquiera recuerdo de que trataban.

Me había estado sintiendo tan bien últimamente que me la pasaba el día sonriendo honestamente, y no midiendo alturas de edificios para calcular la rapidez y fuerza de impacto al caer en ecuaciones de caída libre.

He había estado sintiendo tan bien que tenía la necesidad de estar haciendo feliz a todo el que se cruzara a mi lado, en un afán altruista que me otorgaba una satisfacción deliciosa, me sentía como un niño desprovisto de contaminación, bailando al ritmo de la música, intocable, desprovisto de armaduras.

Había estado sintiéndome tan bien que ya no iba por ahí destruyendo cosas, más bien pintaba en magníficos colores castillos de ensueño donde podía habitar toda aquella ternura.

Y fluía en corrientes mágicas, como si en este momento pudiera unir todas las piezas del rompecabezas, como si perdiera ver las cosas con perspectiva, sin una pizca de miedo, con una abundancia en coraje, aún con ma cojones que siempre

Meteórico.

Me había estado sintiendo tan bien que cerré los ojos, me quité los zapatos y di las gracias, como lo hacía cuando pequeño y vivíamos en una eterna primavera

Javier

Blog de WordPress.com.

Subir ↑