Como lo llevaba el resto

Me transformé en una de aquellas personas que no querían salir del trabajo, si, sobre todo por que me encantaban mis tareas y toda la gente allí, incluso la que no conocía. Pero también estaba aquella parte que no tenía donde ir más que sumergirse en libros y textos, en documentales desconocidos.

Tan vacío me había quedado en aquel aspecto de mi vida?

Que hacía el resto de las personas? Novias? Familias? Hobbies? Dormir?.

Seguía caminando hacia ninguna parte, sentando en el suelo junto a Hugo, mi borracho alcoholico favorito de la estación Tobalaba, que hoy me desconoce y me da bronca. Mientras compro un helado en este día frío, solo para sentirme una pizca diferente, hoy no se de que se trata todo aquello.

Mi cabeza está tan cansada que cada vez que cierro los ojos estoy soñando, generalmente asociaciones inverosímiles, despertando desorientado, sin saber donde estoy… pues me sigue sin preocupar, por que se que estaré bien, por que sigo sin tener nada que perder, mucho que ganar.

Suena The frail Winter y no tengo miedo, pero me sigo quedando solo, y eso antes era suficiente, realmente me bastaba yo mismo, hoy no. Anhelaba tanto la buena compañía, deseaba tanto solo estar, sin preguntas protocolares, sin fingir una sonrisa.

Como lo hacía el resto?

Yo no tenía idea

Extraordinario

Mamá:

“Sentí que me perdí en aquella mirada de las 13:08 en aquella muchacha paseando a su bebé en un coche”

Se me hace difícil cumplir mi compromiso de ser extraordinario, incluso la mayor parte del tiempo se vuelve más fácil mantener la abstinencia.

Cuando todo al rededor invita a lo contrario, cuando las personas de las que me rodeo invitan a la mediocridad , a la mentira, a la mentira, a la mentira, a la mentira, a la traición, al hablar por las espaldas. Me pone realmente mal, con ganas de escapar de todo aquello.

Por que sería más fácil si pudiera ignorar todo aquello, sería tan fácil si no me importaran las personas.

Quiero que sepas que no me voy a rendir y que no pienso hacerte compañía pronto, pero vamos !!! Dame una señal !!!

En este momento solo siento amor

Javier

iman

Soy un imán para muchachas como ella,
leí un mensaje donde me dice:
“Yo te re cojo, ven a mi departamento”, se muy bien que significa eso,
pero esta vez no acudí.

Eres espectacular y soy un fanático de todas las mujeres,
pero hoy no puedo,
por que estaría fingiendo hacerte el amor,
cuando mi corazón está en otras latitudes no correspondidas.

Te encontré de casualidad hoy,
tu en tus cigarrillos que apestan,
yo en mi café numero 12 del día.
¿Tu aun crees en las coincidencias?

Un abrazo

RC

Estimado RC,
pienso que puedo ser un puente entre tu persona y la humanidad,
por que te conozco en una faceta que todos desconocen,
como un sujeto amable,
apasionado e incluso cariñoso.

Tal vez es hora que reivindiquemos aquella imagen tan toxica que todos tienen de ti,
como si tuviera que tomar partido.
entré a tu oficina a las 17:30, como de costumbre me saludaste de mano,
un saludo un poco frío, pero como soy de aquellos a quienes les dan la mano y se toman del codo, te apreté con mas fuerza e incluso hice el amago de abrazarte en la espontaneidad.

Tal vez sea yo quien te ayude a sentirte parte, estuve fascinado viendo fotos de tus viajes, en torpes Selfies y aquella moda budista que te contagio China, preocupado de vez en cuando que no se colara alguna foto inapropiada, que va !, aquellas cosas no me importan, podríamos incluso reír de aquello.

Por que me llevo bien con villanos como tu, por que entiendo aquella locura, somos de alguna manera marginados, yo totalmente querido, protegido y cuidado, tu un insoportable.

Cuando de modo cortante te tengo que decir que ya son las 19:00 horas y que mi trabajo no se hace solo, que aun no tengo un cargo de gerente para perderme tanto tiempo.

Feliz cumpleaños, pienso que podría aprender muchas cosas de ti, eres genial en lo que haces. Tengo mucho que enseñarte en mis maneras poco ortodoxas.

Y estoy tan cansado hoy que los ojitos se me caen, que pestañeo y no se donde estoy, que tengo ansias de cariño, incluso de regaloneo.

Que miro a “C” y le deseo toda la felicidad del mundo, ni siquiera conmigo, con ella misma.

Que reiría un ratito con “K”, incluso pasaría lo noche con ella.

Hoy estoy cansado y con una sonrisa,
ha sido un buen dia
Javier

The heartbreak

Resultó ser que la latitud 50 grados norte era una rompecorazones. No hablo por mi, por que a pesar de haberme desvestido de cualquier careta y máscara, mi corazón está firme, armado y sigue haciéndose grande. Yo lo predije, como aquella canción que te envié:

“Girl you’re just a child, a heartbreak”.

Si también fantasee con algunas cosas más atrevidas, de las cuales será sólo el tiempo testigo. Mientras intento hacerme cargo del huracán fantástico que dejas a tu paso, por que me saca una sonrisa, estás viviendo, estás confundiéndote, es tu momento, eres la reina de la fiesta.

Te veo y te pienso como una niña pequeña, con la oportunidad de tropezar con cada piedra, con la oportunidad de ensuciarte, de probar nuevos sabores. Sabes que siempre puedes venir a contarme un poquito de aquello, fingiré un poquito de celos y te daré un abrazo.

También te pienso de todas las otras maneras, un poco más real, un poco más fantástica

Javier

B

Muchachito, esperaba tu correo electrónico hace varias semanas,
ah sí, tal como lo pediste no hablaré al respecto,
por que hay ciertos códigos que si puedo seguir,
hay cierta lealtad en la desesperación.
Por eso tienes todo mi respeto,
mismo respeto que tuve cada vez que pensaba en referirme a ti,
por que jamas juzgue,
jamas hable mal de ti en lo mínimo,
incluso tuviste un aliado,
intentando justificar lo que no me correspondía.

Por que ahí esta el amor,
en las medidas extremas,
en plantearnos lo que nunca habíamos pensado,
ponernos a prueba.

Espero que ya no hayan paginas en blanco,
la escritura puede ser liberadora.

Nunca es tan tarde como pensamos,
pero se requiere una revolución

sabes donde encontrarme . . .
Un sincero abrazo
Javier

1 año

Ha pasado casi un año de la muerte de Chris Cornell, para mi tiene un connotación muy especial, por que fue la última excusa de mi última borrachera, fue mi real tocada de fondo, incluso pocos días después de haber despertado en el hospital de coquimbo por estar jugando con la vida de mala manera como lo hacía siempre. Los terminales de buses y los aeropuertos que últimamente he visitado me transportan a esa falsa idea de libertad que había estado viviendo por muchos años, sin casa, sin trabajo, sin amistades, sin abrazos verdaderos, noches solitarias plagadas de gente que solo quería seguir en aquella fiesta. Se cumple un año de que me sentí tan pequeñito como para tener la humildad suficiente de hacer un llamado de emergencia y salvar mi vida. Hoy empiezo a ser libre de verdad, por que elegir como vivo mis momentos , como me las arreglo para ser feliz en cada instante es la gran historia.

Hay algo en mi que nunca cambia y es lo que generalmente deja huella, aquel carisma encantador desposeído de prejuicio, de norma. Me he vuelto a enamorar de la vida, ya no tengo que fugarme de un lugar a otro arrancando de mi propia naturaleza, de mi propia herencia. Sin nada, solo destruyendo aquellas barreras que encarcelan, la soberbia absoluta, la tozudez extrema, el desarraigo y la cobardía.

Pues que seguiré exprimiendo la existencia, surfeando cada ola en la idea desafiante de la búsqueda de lo eterno.

He llevado un año extraño, sigo sin acostumbrarme a marcar horarios y a usar zapatos, pero tengo momentos maravillosos todos los días, por que la naturaleza es perfectible y sanadora.

Empieza a hacer frío y me pongo contento, por que estoy cerca de la montaña y tengo unas ganas exquisitas de bajar a fondo por líneas perfectas de nieve. Estoy contento por que me basta un ticket de bus para estar surfeando en cualquier playa del país.

Son buenos tiempos y los vientos son favorables

J

Latitud norte 50 grados

Cuando viaje a la latitud norte 50 grados fue ya una traición para el espíritu.

La latitud 50 grados norte me hizo cerrar la boca, tragarme las palabras y sentirme perturbado, como un criminal después de un asesinato.

La latitud 50 grados norte me seduce con ese aire fresco que le sigue a la lluvia, donde se hace imposible colonizar, por que es territorio con bandera.

Me compré un ticket a la latitud 50 grados norte, pero no había renovado mi pasaporte y todo mi historial de crímenes salieron a la luz, me jugaron en contra.

No dejo de suspirar como los idiotas, cerrando las piernas, saliendo y no entrando en habitaciones clandestinas, no por ti, solo por mi, por que ya no van conmigo las cosas a medias

YA NO,

Javier

Ja

Yo encontré fascinante el don de algunas personas para sacar conclusiones a partir de textos borrachos, mal escritos, de pésimo gusto, carentes de estética, pero si cargados de pasión. Personas fascinantes que han realizado diagnósticos dignos de Freud, agobiados, yo la verdad me la paso muy bien con esto, por que toda la diarrea a veces solo es fantasía, otras veces tan real que siento escalofríos, pero por favor muchachito y muchachita, no saques conclusiones y ten el coraje de preguntar, pienso que siempre estoy disponible, mi teléfono es de conocimiento público y siempre estoy para un café.

Son días muy buenos, he bailado hasta que mis pies no daban más, me he sentido conectado con la música, en un estado de posesion absoluto, entre bits electrónicos y multitudes.

Hay gente que me fascina, aquellos que cuentan historias de mi, cosas realmente macabras, me fascina su cobardia, por que uno a uno los invito a mirarnos a los ojos, a compartir en la intimidad y nunca acuden.

Son tan poquitas las personas que saben realmente quien soy, donde he estado y a lo que estoy dispuesto.

Finjo estar anestesiado, por que la verdad lo capto todo, no en una actitud superior, sobre estimulado.

Podría tomar un ticket de avión a cualquier lugar del planeta, pero hoy es aquí donde debo estar. Para volverme aún más terco, aún menos dócil y más incomprendido.

Sigues siendo maravillosa, aún cuando piensas en el

Javier

Blog de WordPress.com.

Subir ↑