Tardes borrachas

Cerebro cuántico y tus malas jugadas, un momento bien, al próximo de camino al bar, la misma sensación de vacío, las ganas de que suceda algo, que la vida ruja, que las horas se expriman y el corazón se acelere. Tentado por lo seductor, burbujeante, adictivo, etéreo. Me lobotomiza , me idiotiza e incluso me borra las cicatrices, como si la locura insana no hubiese existido y todo el daño hubiese sido una fantasía.

Hoy me he vuelto a salvar la vida, bendita escritura.

Me encerré en la cafetería hasta que paso

Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: