Niño en adopción

Cariño te siento lejos otras vez y como ya no tengo la caricia masoquista del alcohol me pierdo en cualquier muestra de cariño, casi como un niño con ansias de adopción, con ojitos de ternura a la entrada del orfanato.

Cariño te siento lejos y me veo tentado a perderme en cualquier juego de seducción, en cualquier pieza de arte.

Cariño de siento lejos, me pierdo y tú solo observas, como si fuese un león rugiendo en el zoológico.

Cariño mañana cumpliré 150 par de piernas y solo un corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: