Cuando la música deje de sonar

He estado en lugares realmente solitarios,
no me refiero al aislamiento
pero si a la soledad de las multitudes.

Cuando la música deje de sonar,
la voluntad se apague,
las olas dejen de cruzar mares
formando lineas perfectas,
con la energía de la eternidad,
envolvente, destructiva, armónica,
perfecta.

Cuando el papel y la tinta
te pidan que te detengas.
Es ahí cuando tienes que recordar
todas las buenas lecciones.

No duermas el espíritu,
no caigas en el juego de las masas,
no intervengas en su muerte en vida,
mantente obstinado.

Cuando la música de la existencia
exprimida deje de sonar,
los acordes perfectos de una vida
no desperdiciada.

Solo ahí puedes hacer lo que quieras conmigo.

Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: