Rendido

Pensar en el viernes,
que las horas pasen rápido,
escuchar la música de moda,
usar la ropa de moda,
ahorrar para la jubilación,
prejuicios,
la religión,
la cautela,
el dormir,
el conformismo,
la avaricia,
el sosiego del espíritu,
la rutina,
las mentiras,
la televisión,
los modales absurdos,
los rituales ridículos,
el deposito a fin de mes,
las píldoras,
la cordura.

Que no te succionen el alma,
que no vacíen tu espíritu,
cualquier día sigue siendo igual de bueno para morir,
mientras te busco en la multitud,
tan lejana que me haces dudar si todo fue real,
y como no,
si quedan las canciones,
la poesía,
los suspiros y las cicatrices.

Mientras me sigo deleitando con mi soledad,
con mis incongruencias,
con mis hipocresías
y con toda esa pasión desmedida.

Y que sigue?,
de donde sacas mas horas?
como mantienes abastecida la locura,
como lo hago sin dañar a nadie a mi lado.

Se tantas cosas,
he experimentado tanto,
que son pocas las cosas realmente estimulantes

Me pregunto como lo hace el resto.

Cavaría un hoyo en la tierra,
desenterraría tu ataúd y te pediría algunas respuestas

¿Estuviste alguna vez cerca de aquello?
¿Valió la pena?

Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy . . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s