Cuando se baja el telón

Hubo otra época también en que comencé a coleccionar nombres de mujeres como si fueran postales de un largo viaje, un descubrimiento maravilloso. Hubo noches en que fui una estrella pornografica en performances dignas de producciones fantásticas, en otras era un total fracasado, borracho, descordinado y precoz.

Y que buscaba en todo aquello? Obviamente no sentirme tan solo, olvidarme en el orgasmo, en ese micro segundo de desconexión. Fue fascinante descubrir que aquello no era el camino, si un lugar muy húmedo jajajaja y lleno de placer, pero cada vez que entraba y salía me iba quedando más solo, más borracho y más loco.

Hubo un tiempo en que ya empecé a olvidar nombres, en que realmente no me importó nada, hubo una época en que rompí matrimonios, rompí sueños y esperanzas, hubo una época en que fui el gran hijo de mil putas.

Por eso nunca volví más de una noche, por que sentía repulsión de todo aquello, me sentía suicida después de cada oportunidad perdida, después de entrar y salir.

Aquel lugar solitario cuando se baja el telón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: