Lugares oscuros

Cuando aborde a Rafael el el ascensor y le pregunte cómo estaba respondió:

– “bien”

Me acerque un poco más, cargué mi mano en su hombro y le volví a preguntar:

– Cómo estás Rafael?

Y por fin empezó a aparecer la verdad, la frase fue categórica:

– Has tenido un día tan negro y piensas que nada podría estar peor?

Si, le respondí con toda sinceridad, he estado ahí, más de una vez, viví en ese lugar por mucho tiempo y logré salir de ese sitio. He tenido días de total oscuridad, despertando en hospitales, perseguido a más de 100 km/hr por una patrulla policial, he despertado siendo brutalmente pateado en el suelo, he tenido que vestirme para el funeral de mi madre muy pequeño, me he alejado de la persona que más amo y así podría seguir contándote acerca de días negros.

Con un poquito de luz se sale de todo aquello, siempre habrá una salida diferente al suicidio. Se sigue disfrutando el respirar no?

Sacúdete la mierda y da la pelea, pareces un cabrón fuerte, por lo menos eso se comenta en los pasillos.

Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: