0415

Eran las 04:15 de la mañana y ya no pensaba en ti, cómo lo hacía cada día a las 04:15 de la mañana, ya no puedo ir de fiesta a mis lugares clandestinos de las 0415 de la mañana, no puedo beber la primera y última cerveza a las 0415 de la mañana. Llamados seductores de las 0415 de la mañana, recorriendo el condominio en busca de un pedacito de cama y enredarse un ratito entre sábanas desarmadas, como a las 0415 de la mañana. Tal vez me quedé con el reloj de algunos de mis autores favoritos, en otro tiempo.

A las 0415 revivo conversaciones con alguno de los tantos psicólogos imaginarios, y se me interpela… sobre que pretendo?, que quieres conseguir?, tal como me pregunto aquella muchacha en el mundo real.

Quieres trascender a través de la palabra perfecta, la frase que te queda dando vueltas, masticándola como un sabor delicioso. Acaso a las 0415 quieres la aventura eterna, para que te recuerden de esa manera, cómo aquel ideal griego, valiente, temerario, digno de sentarte en la mesa con los dioses.

Cuando el mundo ya no lee y no me importa demasiado, por que la mierda sigue fluyendo y lo puedo llevar bien, ya no necesito mis 17 días.

Como el hombre que saca suspiros

Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: