Villano

El cuarto café del día, sin duda siempre fue más entretenida la cuarta cerveza, y sigo vagando por la ciudad entre las personas con mi distintivo caminar lento y solitario. Sigo observando, sigo pensando en pasearme con una pistola o una bomba atómica para despertar un poco a las personas, para hacerlas reaccionar, sigo fantaseando con empujar a gente a las vías y contratar a 13 prostitutas para pasearme en alguna iglesia y recibir un poco de sexo oral frente a dios y rociarlos a todos como si fuese combustible, blanco y pegajoso combustible.

No me siento a gusto en multitudes y mi refugio sigue siendo aquel interminable libro de Palahniuk con personajes tan quebrados, tan particulares como yo.

Le falta un villano a esta ciudad, la gente ya se olvidó del viejo del saco.

Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy . . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s