Estoico

Cariño no jugaba contigo cuando te decía que no tenía idea sobre que día era o a qué hora me iba a casa, tampoco exageraba si te contaba que incluso a veces no recuerdo si la luz roja indica detención o cruzar a máxima velocidad.

Y los rumores son ciertos, me dirijo donde clavo la mirada, sea cual sea el precio, sin distinguir a quien pertenece ese corazón, implacable en la seducción, saciando tal vez que carencia, al parecer el único con coraje de admitirlo.

Estoico

Autor: jstrahalm

Just a boy . . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s