Delivery

La esperaba casi como se esperaba un delivery, esta vez era un despacho de carne humana directo a domicilio. De esta mujer, no recuerdo bien su nombre, pero fue lo que un poco de poesía virtual pudo conseguir.

Mientras espero que suene el timbre, desnudo en mi habitación con un hambre insaciable !

La asesinaría para ver si la puedo hacer llegar

Infielmente tuyo

Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy . . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s