no lo sé

Y de pronto lo descubrí, de pronto me di cuenta de todo aquello que buscaba en las caminatas interminables, en aquel caminar lento, pausado, torpe y aniquilado. De pronto todo tuvo sentido, todo hizo catarsis aquel día de febrero de 2019.

Iba siguiendo a los muertos, iba buscando a personas que sabia nunca más volvería a encontrar y por eso me sentía tan desesperado. En palabras sencillas, buscaba algo inalcanzable y por ello nunca me sentiría completo.

Una sentencia de por vida, un grito mudo a todo pulmón, volví a mirar desde el edificio hacia abajo, otra vez sin miedo, otra vez sin nada que perder más que sustancia, más que carne y huesos.

Otra vez en puntillas de pies por la baranda, mientras mi tobillo derecho lleva un grillete y soy rastreado en todo momento, mientras mi alma arde y mi espíritu envejece, no tan sabio como pretendo, no tan despierto cómo me gustaría.

Que será de ella cuando todos duermen, sonreirá de la misma manera que cuando la conocí, cargará con las mismas cicatrices del pasado.

¿Cuánto durará el exilio auto impuesto?, ¿cuánto durará esta sentencia?, ¿Cuántas cruces cargo?

Sigue la ciudad transitando y yo voy en cámara lenta, yo voy y me pierdo, sin miedo a todo.

No hay nada atractivo cuando se está lejos del mar,

Infielmente tuyo,
Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy . . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s