Algo de efecto primavera

La mujer del nombre mapuche queda sentada frente a mi aquella noche de viernes, cuando no recuerdo en que país estoy, si en Francia o Alemania. Para variar se todo lo que está ocurriendo, la verdad conozco todos los posibles desenlaces, pero ella me interpela:

– por que te expresas así? – preguntó

– como un idiota? – rápidamente agregué

– como si fueras una especie de artista – replicó

– Lo soy – finiquité

Bailé esa noche de viernes como si no hubiera futuro, cómo si mi cuerpo necesitara saltar, moverse, liberarse.

No te busque, simplemente fuiste nombrada como una conversación o una vieja historia sobre el real significado del amor.

Hoy he sido encandilado, cerca de las 9 de la mañana.

Infielmente tuyo,

Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy . . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s