Lo comprendí

Había quedado totalmente desencajado, con una sensación un poco tonta de optimismo, con una necesidad casi magnética de dirigirme al océano.

Lo comprendí perfecto, ahí estaba la clave. Todo apuntaba a que debía dar otro salto de fé y hacerme a la mar, al amar.

Donde la vida realmente ruge, donde no hay apariencias.

Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy ...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s