Nadie puede salvarte sino tú mismo

No había soñado con ella en demasiadas noches, quizás solo despierto en mis fantasías, entre el deseo y la melancolia.

Siempre tan clara en tus ideas, tan elocuente, sincera incluso al punto de que duela.

Me decias que podiamos vivir juntos, pero en habitaciones separadas. Quizás como lo hacemos hoy recorriendo quizás la misma ciudad, sabiendote presente pero perdiendome tu aroma y esos ojitos llenos de ternura.

Hoy es un lunes donde te extraño cariño,
comienza el frío otra vez en el calendario y nos perdemos otra temporada.

Infielmente tuyo,
Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy ...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s