Cerveza, ternura y desnudez

Cerveza, ternura y desnudez fueron las tres palabras que se le vinieron a la cabeza antes de asesinarme por última vez. Todo era tan diferente a lo común, quizás eso era lo atractivo del asunto. Nos tirabamos en la cama, cómplices absolutos a recordar cada una de mis fechorías, riendo de esa capacidad magnética de conquistar a cualquiera.

Cerveza, ternura y desnudez en un desequilibrio absoluto. Recordé que cuando las cosas más se salían de control mejor era el sexo, recordé que después de cada crisis más aprendíamos a comunicarnos sin palabras. Que placer el de observar el mundo y no sentirse parte, fingir ser parte del juego de las masas mientras se vive tal misterio.

Siempre en el límite cariño,
mujeres kamikazes tocan a la puerta;
y todo se vuelve atractivo,
encandila y aturde.

No hay escape de la gravedad,
No hay lecciones en paz.

Estricta escuela para el poeta.

Infielmente tuyo,
Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy ...

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: