ojitos cansados

seguí corriendo

Pensaba en el titiritero,
y en cómo a él le gusta volverme loco en algunos asuntos.

No tengo la cabeza muy despejada y un poco de bronca injustificada. Sonrío de todas maneras y miro todo alrededor con ojitos cansados, quizás cuando mejor sabe el café y las palabras se vuelven más certeras.

Que deleite la gravedad;
mientras siento el peso del mundo en mis hombros.

Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy ...

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: