Ocean

No entiendo cómo estuve tan alejado Del Mar. Hoy encontré ese color y aquella sensación que estaba buscando.

Que extraño me sentí hoy, cuando mis brazos ya no reman como antes, pero aquella sensación de extasis y niñez de mantienen !

Que día !

Te sueño

Te he soñado más que de costumbre, también el enano errante en mis delirios.

No logro encajar las piezas esta vez, no logro entender el mensaje, incluso hoy que estoy despierto más que siempre, hoy cuando observo atento al cruzar la calle y enfrentarme a tus ojos.

Que ocurre enana, de qué se trata esta vez… sabes que nunca habrán juicios , solo el más sincero abrazo y mucha verdad

Infielmente tuyo,

Javier

Indeterminación

Sentado en la banca del parque, sintiéndome más libre que la mayoría del tiempo, el clima frío que inspira nostalgia y las palabras nuevamente salvándome un poco del caos.

Me vuelvo a preguntar:

De que escapo y a que temo si ya he enfrentado tanta formas de infierno.

Soy un cobarde o un valiente. Quizás se pueda vivir en aquella ambivalencia.

Seré demasiado inteligente o demasiado estupido, cómo podría definirme cuando se presentan continuas antítesis.

Que época tan solitaria, que falta de objetivos y que constante indeterminación.

Eso no pasaba junto al mar.

El frío es horrible, pero me hace sentir vivo, tal como el abrir ciertas heridas de vez en cuando, como cuando la Ciudad duerme.

Te deseo una linda noche cariño y que el café por la mañana tenga un sabor delicioso.

Infielmente tuyo,

Javier

Caida Libre

Después de caer a 4.000 metros de altura en caída libre solo pude pensar cuando estuve con una bolsa en la cabeza ahogando el oxígeno y perdiéndome en la oscuridad y la anestesia.

Había experimentado tantas cosas, algunas maravillosas como el mar, otras de las cuales no me gustaba tanto sentirme orgulloso, como peleas a muerte, pistolas en la cabeza y sobredosis de drogas.

La puerta de la avioneta se abre y el corazón va a tope y la ciudad luce pequeña, hormigas viviendo en lo absurdo. Ahí arriba a punto de caer y piensas que si todo falla has vivido tan bien, has roto todas las reglas, has amado como loco y no te has dejado amoldar por la puta existencia.

Seguí pensando por horas en todas las noches suicidas y perdieron sentido, las noches al borde de cornisas, adormecido al costado de la línea del tren algo absurdo.

Podía lograrlo todo otra vez, incluso quizás enamorarme.

En caso de duda, acelera a fondo.

Infielmente tuyo,
Javier