Hasta que nos encontramos

Después de tal vez 4 o 5 meses de tinder, whatsapp, facebook, facetime, borracheras y abrazos virtuales.

Después de un impulso y viajar 300 km sin encontrarte.

Después de ir en un bus y estar a punto de bajarme frente a tu casa.

Nos hemos encontrado, ha sido como si nos conociéramos de siempre, risas, tonterías, caricias torpes y algo de coqueteo.

Por primera vez me he aguantado, no la he besado. No es que me haya acobardado, pero no hay apuro.

Se ha ido de viaje, yo me siento feliz.