Carta a mis hijos no nacidos

A mis tardíos 25 años ,no en el lugar donde me gustaría estar, pero si en el que debería. Siendo realistas no pensé que llegaría a esta edad, y menos con sueños e ilusiones de futuro, en este momento seguramente eres una idea, un concepto en mi cabeza, pero ya nada se vuelve imposible según la experiencia que me ha dado la vida. 

Siempre he sido de la idea, de que cada uno debe recorrer su propio camino, el estar desnudo y con dos pistolas apuntandote a la cabeza seguramente te dará unas buenas lecciones, pero el costo a pagar es muy alto. Por eso, si estas leyendo esto, toma nota: no dejes que la angustia , por mínima que sea , acompañe tus días. Deja de sentirte solo, te tienes a ti mismo, costará tal vez una vida entera entenderlo, pero cuando lo descubras serás indestructible. El amor es lo más importante en la vida, no te distraigas con sueldos abultados, sexo increíble, apariencias, estatus y todo lo que la sociedad intenta venderte, sera la única gran pelea que podrías dar. Tienes permitido perder la cabeza, pero evita dañar al resto cuando no seas medido en tus actos. 

Si la realidad se vuelve poco estimulante, inventate otra vida, no hay peor acontecimiento que dejar apagar el espíritu, vive, aprende, exigete, toma atención a otros punto de vistas, por que ahí esta el aprendizaje.

Cuidate de los vicios, te lo digo yo y seguramente te lo diría tu abuela, está bien experimentar y dejarse llevar, pero no permitas que gobiernen tu vida, esa sensacion de falsa libertad es una puta traicionera. Alejate de las cárceles, los manicomios y la gente toxica, te roban el alma y difícilmente se puede sobrevivir a ellos.

El dinero va y viene, no te desesperes, se creativo, entabla relaciones saludables, se cariñoso, responsable y auténtico, te abrirá todas las puertas que desees.

Un clavo nunca sacará a otro clavo, pero soy convencido de que para el amor, siempre habrá mas amor, que no se olvida ni se deja de querer, dolerá y sanará.

Finalmente y si las circunstancias nos permiten existir, conocernos y formar una familia, quiero que sepas que puedes contar conmigo, que suelo realmente prestar atención a las personas, que he cometido muchos errores que me han costado caro, pero hoy , solo por hoy me encuentro bien, dando una batalla con los dioses y mis peores demonios, nunca me había sentido tan optimista.

Cuando no me puedas encontrar, siempre estará el mar.

Javier 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: