Pedro y el insomnio

Cuando se escondía el sol,
le entraba pánico,
llegaba la noche
y los demonios salían a jugar,
sedientos, no precisamente de vida.
Antes te los bebías,
gin y tónica
mezclado con miligramos de clonazepam.

Repite el método 35 años
y ya no tienes herramientas,
te angustia la noche,
el mirar las paredes silenciosas.

Hoy no hay anestesia para ti.

Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy . . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s