Aburrida muerte

No hay una luz al final del túnel,
no hay luz,
ni siquiera hay túnel.

Yo fui hasta ahí
buscando encontrarte.
no hay nadie, no hay nada.
no hay jardin del eden,
sirenas,
dioses,
seres queridos,
no hay infierno,
no están siquiera tus demonios.

Es solo apretar un interruptor off,
muy parecido a apagar la lampara al costado de tu cama,
muy parecido a apagar tu teléfono,
muy parecido a dormir,
sin la posibilidad de soñar.

Yo fui hasta ahí,
no solo por el efecto de mi borrachera,
yo fui hasta ahí por que siempre he sido un extremista.

La muerte puede ser decepcionante,
solo una gran siesta de la que no despiertas más.
La casi muerte puede ser maravillosa,
ahí ocurría la magia,
al borde del precipicio es cuando mas te sentías vivo.

Sigo odiando la necesidad de dormir
Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: