Seguía sin interesarme

Seguía sin interesarme mucho lo que pasara conmigo,
seguían las terapias de electro shock,
seguían las pistolas apuntándome a la cabeza,
seguía caminando por cuerdas flojas,
entre edificios kilometricos,
seguía saltando de aviones sin paracaídas de emergencia,
seguía tratando con gente peligrosa,
seguía cerrando los ojos y chocando con paredes,
seguía con las amantes peligrosas,
seguía haciendo malabares con cuchillos afilados,
seguía deseando mujeres con dueño,
seguía jodiendo con dios.

Mi doctor proponía una lobotomia,
no hay caso – le dije.
Está escrito en mi ADN.

Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: