Al hombre dormido, el juego de la masas.

Al hombre dormido, el juego de la masas.
Y si un día apago la luna,
Para que el hombre dormido la anhele,
Debería deshacer los matices del día y la noche,
Para extrañar el deleite fresco del amanecer,
La ternura del atardecer, los colores mágicos cuando cae el sol.
Cuando terminemos de enfermar los mares,
La belleza de la caricia apasionada,
¿Será ahí cuando despiertes?

Deberé exponerte a la muerte,
Al pánico, a la locura.
¿Te muestro el reloj viajando en reversa?

Inventa las horas,

Follate la vida,
Despierta,
Emborráchate en poesía,
En fuego,
En pasión.

No te rindas.

Javier

Un comentario sobre “Al hombre dormido, el juego de la masas.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: