The heartbreak

Resultó ser que la latitud 50 grados norte era una rompecorazones. No hablo por mi, por que a pesar de haberme desvestido de cualquier careta y máscara, mi corazón está firme, armado y sigue haciéndose grande. Yo lo predije, como aquella canción que te envié:

“Girl you’re just a child, a heartbreak”.

Si también fantasee con algunas cosas más atrevidas, de las cuales será sólo el tiempo testigo. Mientras intento hacerme cargo del huracán fantástico que dejas a tu paso, por que me saca una sonrisa, estás viviendo, estás confundiéndote, es tu momento, eres la reina de la fiesta.

Te veo y te pienso como una niña pequeña, con la oportunidad de tropezar con cada piedra, con la oportunidad de ensuciarte, de probar nuevos sabores. Sabes que siempre puedes venir a contarme un poquito de aquello, fingiré un poquito de celos y te daré un abrazo.

También te pienso de todas las otras maneras, un poco más real, un poco más fantástica

Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy . . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s