castrado

Podría escribir otro buen libro con todos los secretos que se sobre esa mesa, podría poner una palabra exacta en la persona correcta, como una bomba de activación inmediata, podría quedarme clavado mirándola para que la celebración tenga un poco de éxtasis, mientras desnudo a aquella mujer que más bien es una niña, logro solo fantaseando en la inocencia de su sonrisa casi saber todo de ella, es cierto, desde que la vi me ha recordado a Francisca Sonrisitas, otra broma cósmica por supuesto.

Mientras por la derecha se me pregunta por algunos poemas en la izquierda estoy tramando el resto de la noche, mientras sigo siendo el más hiperventilado sin una gota de combustible en el cuerpo, observándolo todo como siempre.

Cuando previamente se me solicita comportarme, cuando nuevamente se me invita a la censura, cuanto daño me hace todo aquello, y sigo cediendo a peticiones que siempre rechacé, CASTRADO.

Y debo ser el único que termino solo y con frío esta noche en Santiago, volviéndome un poco más viejo, entendiendo  algunas cosas, un poco más solitario.

¿Debería haber propuesto una orgía a todos los comensales?, no hay límites

Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: