La gente

Me había forzado a rechazar una serie de atractivas invitaciones, me sentía ahogado de tener que corresponderle a la gente. Necesitaba recuperar y llenar mis arcas de soledad, sentirme completo solo conmigo mismo y vagar por la ciudad como le he hecho siempre, sin ataduras, siguiendo el mar, siguiendo el viento, siguiendo el impulso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: