Catalina

Catalina debería ser expuesta en una galería de arte, no junto a las obras que no entendemos, no a aquel arte abstracto e incomprensible, sino en la sección de la belleza armónica de mujer, en la estantería de la ternura, del carisma.

Debería cruzarme con una Catalina un día, para sentarme en el sofá y apreciarla, yo respirando lento y ella sin dejar de sonreír. Para entender lo que es puro, lo que no se ha corrompido, tal vez contagiarme de ello o para transportarme a mi infancia, cuando tal vez lo tuve.

Podría apelar a todas las coincidencias para encontrarte, solo para hacharlo a perder, solo para dejar una bella cicatriz.

Sigo persiguiendo cualquier estrella, sigo sin recordar donde dejé mi cabeza

Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: