LS

Aquella misma noche que compre mis pasajes a LS, soñé con la muchacha ojos de miel, de nombre tan particular, testigo de mi mala locura.

Recuerdo la última vez que la llamé al teléfono, yo clavado en un pub en el centro de La Serena, con una borrachera melancólica, con la tarjeta de crédito bloqueada y siendo expulsado del lugar. Recuerdo tirarme a dormir en algún extraño pasaje, entre personas extrañas, en visiones de la realidad distorsionadas.

Me monté en mi motocicleta y juré jamas mirar atrás, sentí una sensación extraña, quería abandonarlo todo.

De eso pasaron casi 2 años y aun sigo soñando con una invitación a su cuarto, en lo atractivo de su peculiar forma de ser. ¿Sabrá quién soy?, ¿Sabrá que soy consciente de todo el daño?, ¿Sabrá que me hizo conocer el amor?, ¿Sabrá que pienso en ella?.

La muchacha ojos de miel, aquella que conocí a mis 17 años, en tiempos extraños, ella que esta tan ligada al mar, al teatro y a la música, aquella por la que deje a toda una ciudad plantada.

Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy . . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s