carne tras andina

Ella tuvo la gentileza de invitarme a cenar, eso fue tremendamente extraño para mí, para mi historial

Estuvo tan atenta, casi como yo, respecto a todo lo que estaba pasando. Ella prestaba particular atención en mis palabras, en mis gestos, en mis entonaciones. Fue cosa de minutos en que concluyó mi cercanía hacia la psicología, me tuve que confesar inmediatamente, tuve que listar la gran cantidad de psicólogos y psiquiatras a los cuales visité, la cantidad de autores que tuvieron la gentileza de mostrarme tal como soy.

La conversación fluyo tan agradable, tan cómoda para mí, no fantasee con ideas de cama, no la pensé inmediatamente desnuda, ni es gestos lascivos, pero sabia muy bien cuan cautivada la tenia.

Nos levantamos de aquella mesa en Irarrazaval, en una complice caminata de muchas confesiones, crímenes del pasado, reafirmo cuanto he vivido, cuanto he experimentado, confieso los matices de la vida, declaro la locura, la estupidez, la vida y la muerte.

Sentados bajo un árbol, seguramente unos agradables 22 grados en el ambiente y no se hizo esperar, ella sugiere un lugar más privado, yo pido un taxi.

Cuanto pensé en ti Einstein, el espacio tiempo puede volverse tan relativo, los tal vez 7 kilómetros que me trasladaron desde ñuñoa a providencia mientras sonaba la música y mis manos jugaban con su cuello, mientras la sangre transita en su mayoría desde la cintura para abajo, en juegos de labios, en juegos con su sostén. Los semáforos pueden conspirar y coordinarse todos en rojo, podrían los conductores ir todos lentos y comenzar una constante cámara lenta en la realidad. La calentura, señores, CALENTURA.

La carne tras andina lucia fantástica, tonificada y bronceada, mientras apuramos el paso, cuando se cargan a la tarjeta de crédito $23500 y el personal de aseo solicita propina casi por obligación en una decente en un edificio con numero 085, en una habitación de nombre “23”.

Desde el día de ayer los espejos, el jacuzzi, las toallas, la cama y los condones transitan en deliciosas imágenes mentales. Cuando casi comenzamos a quitarnos la ropa en la pequeña salita de espera de 1 x 1, donde seguramente muchas parejas saciaron sus instintos. Sigo siendo un turista, un explorador y descubridor, lo observo todo tomando fotografías mentales, tomando notas para ser tipeadas en el futuro. Mientras ella trepa por mi cuello, trepa, la ropa siempre estorba, aumentando el deseo.

Y recorro con mi lengua cada detalle, cada esquina, como si tuviese un detector de placer y supiera con maestría donde dirigirme, donde detenerme, hábil en la entrega, ella explota y se pierde. Podría hacer con ella lo que quisiera en ese momento. Juega con los espejos, juega con sus gemidos, grita se retuerce, vida, vida. Nos fornicamos a la muerte, tengo a dios por el culo.

Y se baja el telón, ahí mi momento más vulnerable. Nunca quiero quedarme, quisiera salir siempre por la ventana, por la puerta de escape y nunca más verlas. Tiré por la ventana al chico suicida y me acosté en la cama, pensando en todo el recorrido, en la búsqueda, la acaricie, la dejé recostarse en mi pecho y hablamos por horas, mientras mis dedos se volvían a colar en su entre pierna, entre el sudor, entre la ternura.

Ellas dicen que soy fantástico, ellas dicen que soy todo un descubrimiento y un experto de ciertas artes. Pero cada vez es más recurrente estar recostado en mi habitación, un poco más vacío, recordando mucho las sensaciones del síndrome de abstinencia, aquellas ideas de suicidio.

Ellas son todas espectaculares, en cada una de ellas siempre hay algo diferente, una mirada, un gesto, una palabra. Por eso yo seguía consumiéndolas a pesar de las consecuencias. Otro de los tantos temas para mis psiquiatras.

La vida sigue siendo fantástica, aun sigo preparado para el knock out !

Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy . . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s