Estoy pensando en un lugar y se siente tan real

Nos habíamos prometido una historia después de cada visita al bar.

No solo se trataba de buen sexo en hoteles y jugarretas de piernas bajo la mesa.

Era sobre mucho espíritu, mucho amor y mucho dolor.

Podría cerrar los ojos y despertar en cualquier lugar y miraría al cielo como quien lo ha experimentado todo.

Las rubias adornan el lugar y yo voy perdiendo la cabeza, unos cuantos miles de dólares y estoy seguro que otra nueva resaca me enviaría directo a la casa de la locura.

Querida: es tiempo de alguna señal, me pregunto si te dedicaste a ser feliz, por que de verdad te lo merecías, alejada del caos, de las niñerías , de los absurdos.

Tal vez lo único que me podría sacar de este estado tan adormecido y extraño.

Tal vez lo único que me aterra.

Voy siguiendo a la luna

Infielmente tuyo,

Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s