flotando

Aquel día la habitación se había llenado de botellas,
quería estar completamente intoxicado para llegar y lanzarme sobre algunas preguntas y explicaciones. Terminé arrojándolas todas por la ventana, me quede sentado solo y en silencio, descubriendo que no necesitaba respuestas, necesitaba solo seguir creyendo en ese misterio, sonriendo arrogante ante la posibilidad de morir y haber amado lo suficiente.

La verdad es que la ciudad puede seguir transitando en perfecta estupidez,
mientras yo me quedo congelado.

Será que no se jugaron todas las cartas y queda un susurro permanente en el viento mientras todo apunta a que se seguirán escribiendo capítulos en esta historia.

Cuando hoy me siento flotando en el medio de la nada, sin mayor propósito, sin mayor ambición, esperando estrellarme contra una pared para despertar un poco, para tener una buena racha, otra buena enseñanza.

Cuando ronda en mi mente todos los posibles escenarios,
por que la realidad se volvió una broma brutal,
una comedia llena de sarcasmos e ironias.

Sigo siendo un experto en la tormenta.

Infielmente tuyo,
Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy ...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s