aún queda algo de cordura

Las horas pasaron,
nos encerramos a evadir cualquier pedacito de realidad,
abríamos la puerta sólo para recibir a algún dealer de turno,
o alguna u otra mujer de precio establecido.

Nos encerramos por semanas en una fiesta de nunca acabar,
que suerte la mia de conservar una pizca de cordura.

Salí de ahí,
no se hasta cuando.

Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy ...

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: