Me enamoro de mis fantasmas

Suena: —> Rocket Man – Elton John

“And I think it’s gonna be a long long time
‘Till touch down brings me round again to find
I’m not the man they think I am at home
Oh no no no I’m a rocket man
Rocket man burning out his fuse up here alone”
¿Se vuelve necesario definirse?
Soy el producto y la suma
de muchas experiencias.

Sigo dándole duro a la trotadora;
Como si llegara a alguna parte.
Y los días más angustiosos
es cuando sumo más kilometros.

Y clavado en la lectura
probando freír algunas neuronas
ganando y perdiendo vida.
Paradojas.

Se me ha dado todo lo que he pedido.
para bien
y sobre todo para mal.
Por eso, 
debes ser muy cuidadoso
con tus pensamientos.

El yo del futuro,
tiene una misión constante,
repetirme que cualquier sentimiento
de angustia es pasajero.
Aunque no veas la luz
aunque no veas escapatoria
hay una salida que te pierdes.

Me seducen mis fantasmas

y creo enamorarme de ellos.

 

Nunca te lo imaginas

“Y no tengo miedo de morir, cualquier momento esta bien, no me importa. ¿Por qué debería tener miedo de morir?, no hay razón para ello, tienes que irte en algún momento.” The great gig in the sky – pink floyd

Nunca te lo imaginas, siempre pensé que era yo el único al que 
le venían estos arranques, estos cuestionamientos de vida, ese 
vaivén de emociones y aquella impulsividad tan latente en mi.
Encontré un espacio donde había mucha gente pasando por lo mismo, 
solo con escapes distintos. Historias de soledad, muerte, carcel, 
amor, locura, dolor, felicidad y tristeza.

Todos con una pequeña,muy pequeña chispa de vida, pero que le
ganaba a la muerte. 

Cada ser humano es un tremendo universo.

Solo palabras 

La mujer obesa
saliendo de su departamento
con la botella de 2 litros de cocacola.

El anciano
fumándose la vida
en sus cigarrillos baratos.

El muchacho
buscándole un sentido a la existencia
en libros de psicología de 1900.

Yo acelerando a fondo 
a ciegas.
Enamorándome de cualquier muestra de cariño.
Haciendo equilibrio en cornisas 
totalmente sedado.

No hay retornos,
el carrusel sigue girando.
Y está la monotonía,
las reglas,
la mediocridad y el conformismo.

No he sido el único
ahogándome en habitaciones baratas
oscuras y suicidas.

Javier

“no desesperación, no impulsos”

Las pastillas y esa estabilidad inducida no me permiten sentir de la manera en que estoy acostumbrado, no me permiten sentirme desesperado, tampoco demasiado feliz ni demasiado triste. Claro, atentando con mi parte adicta y facilitando la sobriedad. Mi cerebro se esfuerza por rechazar toda esta química exógena, no a voluntad, sino por costumbre.

Producto de esta “no desesperación” la escritura y la lectura se ven flojas y muy limitadas y los impulsos ya no puedo llamarlos así, ya que los puedo manejar, me transformo en esta persona prudente y asertiva.

Sentía una necesidad tremenda de enviarte un correo electrónico contándote de mi proceso y como quería sentirme bien, que necesitaba algo de tiempo para armarme para luego buscarte. No lo hice, malditos “no impulsos”.

Se cierran mis ojos y se apaga mi alma.

 

Pensamientos de un adicto

—> Fade into you – Mazzy Star

La vida del adicto

Mas de un mes 
aprendiendo a vivir con mis demonios
no te confíes,
que cuando sientes 
que tienes el control
es cuando más lo pierdes.

Y te sientes solo
y estás rodeado de gente,
de cariño y caricias
y te sientes solo 
de todas maneras.

Y mis demonios 
son tan reales 
que  los puedo ver
más aun estos días
quisiera bebérmelos
y morir en el intento
ahorrarme explicaciones
y ser nuevamente el chico suicida.

Cobarde
Mentiroso
Manipulador
Indolente
Seductor
Cínico
Sin Vergüenza

Rehabilitarse ha sido la mayor prueba
casi como dejarte ir.

Javier

 

Einstein estaría orgulloso de mi 

Mas que todas esas teorias física-matematicas, siempre recuerdo tu frase hacerca de ‘insanity” o locura.

Siempre fastidie a esos chicos guapos del gimnasio con todas sus pretensiones mientras yo tenía un gran músculo tanto levantar vasos y botellas para beber. 

Por recomendación de mi psicóloga me inscribí en el gym mas cercano a casa, me doy cuenta de que mis conductas extremistas no cambian, corrí y levante pesas hasta que mi cuerpo sudaba ácido de batería . 

Seguramente mañana no me podré levantar, pero ahí estaré destruyendo a mis fantasmas.

Suena en estos momentos love me two times de the doors y muchas cosas vienen a mi mente: mujeres, habitaciones de hotel, excesos, locura y vida, mucha vida mal gastada, mentira bien bien gastada. 

La vida es una puta broma bien retorcida. 

Maria y el frio

Ahí estaba ella revolcandose por el suelo a la salida de la estación “las torres”, ropa definitivamente sucia, eso que yo soy de aquellos que pasan de largo ese tipo de persepciones, frío total, tal vez una sensación de 3 grados celsius.

Pudimos compartir una botella de agua y un pequeño consejo. Deberías entrar a la estación, ahí esta mas abrigado.

Se que para ti hubiese sido mucho mas prudente una caja de vino barato, pero mis terapeutas insisten en que no puedo manejar dinero, menos seguir exponiéndose a ese tipo de situaciones.

Las personas pueden morir de frío, espero que tu no Maria.

Hoy soy invencible y poderoso, me acompaña la buena musica y mucha actitud. 

Desesperación

—> Ordinary world – Duran Duran

Aunque todos mis terapeutas estén en desacuerdo con Buk, yo pienso que tenia razón cuando decía: “se necesita mucha desesperación para escribir unos buenos poemas”.

Me merezco todo el camino, me merezco estar atrapado, me merezco la ciudad gris y la angustia de no pertenecer.

Necesito sentir esa sensación  que te da un lugar desconocido, esa sensación de viajero, no de turista. Necesito con urgencia mis días de aventura, claro, no acompañado de excesos. Extraño con todo mi ser el mar, y daría un pedacito de mi alma por poner los pies en la arena o el deslizarme por una ola.

¡Ves chico, no te creías lo suficientemente hombre para afrontarlo !.

Me volví dependiente de mi soledad, de mis espacios, de mi no rutina. Y no logro entender que significan esas lagrimas que escondo antes que me vean, no se que significa esa sensación de pecho apretado que me acompañó todo el día.

Me arrebaté la libertad, me arrebaté el sueño, me he quitado la vida siendo consciente y no hice nada para detenerlo.

Odio mis dosis de medicamentos estabilizadores e inducidores del sueño, me enjaulan, me castran, me sacan sonrisas idiotas.

Odio las malas pasadas que me hace mi cabeza que no logra sincronizarse con mi corazón, ni siquiera para dormir.

Hoy necesito una puta señal.

El día mas feliz de mi vida

Seguramente había llegado de surfear, estaba parado en la terraza de aquella casa que me encantaba en Valparaíso, mirando el mar, bajo un cielo de tonalidades moradas y naranjas, aire tibio y una sensación de plenitud que jamás podré olvidar.

Con tu tono de voz siempre dulce, rosando con la niñez: – “¿Por que lloras Javier?”. Y me has dado uno de esos abrazos que son inolvidables. Respondí: “Lloro porque soy feliz, porque no necesito nada mas en este momento, porque te amo y mi corazón se desborda”

Me senté en aquel sillón en el que muchas veces dormí, tu recostada en mis piernas y el sobre tu estomago. Les leí aquel libro estúpido sobre un ratón cargado de juegos de palabras que tanto nos gustaba.

A muy corta edad he tenido lo que muchos hombres buscan toda su vida. 

Javier