autentica locura

No recuerdo haberme sentido así de bien con nadie,
haber acariciado a nadie de esa manera,
toda una noche su cabeza sobre mi pecho,
mis dedos jugando con delicadeza
entre su cabello, sus senos y sus labios.

Todo ternura,
un nuevo aire en aquel puerto.

El descubrir nuevos colores,
nueva música,
descubrir una mujer frágil, valiente, autentica en todas sus maneras.
No como todos aquellas jugarretas de infancia.

Autentica locura

Infielmente tuyo,
Javier