El abrazo de papá

Regla definitiva para el escritor: “No debo dejar decantar la emoción”

Sabia que tenia esta conversación, de la que había escapado ya por un par de semanas. El chico suicida ya buscaba unos billetes en el bolsillo para comprar algo de coraje liquido. Seguramente hubiese elegido wiskey, que me ponía loco en muy poco tiempo. Acto seguido me hubiese puesto los audífonos y me hubiese refugiado en algo de rock and roll. Hubiese llegado a la casa de mi padre vuelto una furia, vomitando palabras que realmente no quiero decir, sentimientos en gran medida distorsionados . Hubiésemos tenido la gran discusión de nuestras vidas, incluso teniendo puntos de vistas realmente similares.

Pues no hubo wiskey, una pequeñita dosis de rock and roll si, hubo mucho miedo, algo de pánico. Realmente hubo cariño y palabras dulces en esta conversación. Me armé de valor y enfrente la situación como un hombre:

“Papá, La amo y quiero que lo sepas”.

El me ha sorprendido con un abrazo y me doy cuenta de que estoy lleno de prejuicios y miedos.

Ha sido un día realmente recordable.

 

Javier

Calles peligrosas

—>Play

Camino por calles peligrosas, debe ser otro de mis vicios no?. Solo, en busca de alguna emoción fuerte. ¿Tendré alguna necesidad de ponerme en peligro?.

Como todas aquellas veces que cerré los ojos en la carretera a 100 km/hr. Como mi necesidad de adentrarme al mar cuando hay marejada, como la vez en que me enfrente a 5 sujetos y me quebraron a golpes.

¿Seré un suicida? o solo no le tengo respeto a la vida. Por otro lado podría describirlo como una necesidad de mantenerme vivo, acelerando las pulsaciones.

Necesito sentirme pequeñito y no creerme dios, debo ser humilde y sentir algún tipo de miedo

¿Mi infancia se los habrá llevado todos?

Javier.