Pensamientos de un adicto

—> Fade into you – Mazzy Star

La vida del adicto

Mas de un mes 
aprendiendo a vivir con mis demonios
no te confíes,
que cuando sientes 
que tienes el control
es cuando más lo pierdes.

Y te sientes solo
y estás rodeado de gente,
de cariño y caricias
y te sientes solo 
de todas maneras.

Y mis demonios 
son tan reales 
que  los puedo ver
más aun estos días
quisiera bebérmelos
y morir en el intento
ahorrarme explicaciones
y ser nuevamente el chico suicida.

Cobarde
Mentiroso
Manipulador
Indolente
Seductor
Cínico
Sin Vergüenza

Rehabilitarse ha sido la mayor prueba
casi como dejarte ir.

Javier

 

No nací para el asfalto

—> Play

Escrito un día antes de entrar a la clínica de rehabilitación, acompañando a mi hermana en Santiago de Chile.

Me espanto
me aterro 
no podría vivir así
animales en un corral
desplazándose a trabajos de 05 am.

Almas absorbidas
sueños arrebatados
enfermedad y muerte.

Edificios que cubren las luces
asfalto infinito
sombras y frío 
salida del trabajo 08 pm.

Sueldo en medicamentos
sueldo en enfermedades
viagra y comida chatarra.

Sobre estímulos
poca pornografía
demasiado consumismo
cómprame, consumeme
a corto o largo plazo endeudate
y si es posible hasta la próxima vida

Ni la muerte es tan accesible
a veces menos que la vida.

Seré yo?
Serán ellos?
Seré un romántico?
un idealista?
Tal vez solo un niño.

Me  ahogo
me intoxico
y nacen los instintos suicidas.

No nací para el asfalto.

Definitivamente era amor

Ya no más llamados a las 4 de la mañana,

ni viajes improvisados.

No más tinta en mi piel con tu nombre

ni mensajes que sacan suspiros.

No hay cartas de amor,

ni tampoco jugar a ser dios

moviendo hilos de marionetas.

No mas palizas

ni carcel.

Queda prohibido colgarse de balcones

y las canciones de rock

No más multas por velocidad

ni persecuciones policiales.

Se acabaron las botellas de vino barato,

las cervezas a las 10 am

y el sexo sin sentido.

¿Es el fin del chico suicida?

SOY UN HURACAN

Calles peligrosas

—>Play

Camino por calles peligrosas, debe ser otro de mis vicios no?. Solo, en busca de alguna emoción fuerte. ¿Tendré alguna necesidad de ponerme en peligro?.

Como todas aquellas veces que cerré los ojos en la carretera a 100 km/hr. Como mi necesidad de adentrarme al mar cuando hay marejada, como la vez en que me enfrente a 5 sujetos y me quebraron a golpes.

¿Seré un suicida? o solo no le tengo respeto a la vida. Por otro lado podría describirlo como una necesidad de mantenerme vivo, acelerando las pulsaciones.

Necesito sentirme pequeñito y no creerme dios, debo ser humilde y sentir algún tipo de miedo

¿Mi infancia se los habrá llevado todos?

Javier.