Lo que buscaba

Lo buscaba en el orgasmo
en la muerte,
en las drogas,
en la religión,
en la soledad,
en la escritura,
en oficios,
en la masturbación,
en la adrenalina.

Lo encontraba en el amor.

Ella tomo mi mano,
la miro y como si viajara en el tiempo
hizo algunas predicciones,
yo para variar no me sorprendí
por que veía el camino muy claro:
Las amantes,
los pensamientos suicidas
la soledad,
las historias,
el tocar fondo
y aquel amor incondicional
pero incompatible.

Estaba destinado a muchas cosas
y aun así daba batallas,
segundo a segundo.

Recuerda que en los moteles baratos
solo encontraras sabanas quemadas por cigarrillos,
televisión por cable,
una boleta de 40,00 USD mal cortada,
el control remoto atado al velador,
ropa olvidada,
el teléfono para anunciar tu salida,
los tragos de bienvenida.

Puedo causarle tanto placer a la muerte,
que se estremece
sobre todo cuando tomo el control y me muevo lento,
sincronizado con sus caderas,
se estremece cuando la tomo fuerte por el pelo
y me pierdo solo con la suficiente consciencia
como para respirar.

Pienso que podría asesinar,
pienso que podría tomarte del cuello y asfixiarte
y devolverte a la vida.
Pienso que podría golpearte con la violencia
feroz del descontrol mientras la ternura
entra en el juego con unos besos.

Y me desespero un poco,
quisiera ir más allá,
sin saber como,
sin saber siquiera si es posible,
la realidad no me basta,
las drogas no me bastan.

Lo seguía encontrando solo en el amor,
cariño, aun no puedo dormir fuera de casa.

Mi vida ha sido mi gran obra de arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: