Limon con sal

Limón con Sal

¿Que será de la muchacha ojos de miel?, la que soñaba sobre los escenarios, aquella de la que me enamoré en mi adolescencia, por quien compré un ticket de bus y me cambie de ciudad, que será de aquel amor cuasi-adolescente que se corrompía entre La Serena y Valparaíso.

Que será de aquella muchacha que pienso tan especial, aquella con la cual justifiqué mis primeras borracheras, a quien hice apariciones casi mágicas en lugares impensados en horarios no correspondidos.

¿Recuerdas nuestro intento de reencuentro?, cuando tus pasiones te tenían lejos de este país, cuando no se que planeta se alineo y decidiste buscarme, cuando subiste a mi habitación  y nos dimos cuenta que eramos perfectos extraños.

Recuerdas que tuviste que bloquear cada uno de mis números de teléfono, por que en cada oportunidad de culpaba de perderme en la ciudad, te culpaba del chico suicida. Si te contara cada vez que me aparecí sin que lo notaras, cuantas veces te busqué en aquellas canciones que aun suenan en mi soundtrack.

Fuiste testigo de una metamorfosis que tendió hacia lo negativo, conociste mi parte mas inocente cuando solo tenia el mar, te presenté al chico suicida también.

Hoy te recuerdo  con una alegría tremenda, por que di un empujoncito hacia tus sueños, cuando tenias por ahí 17 años y la vida mostraba tantos caminos.

Pienso que contigo partirían mis primeras disculpas.

Espero que hayas encontrado un abrazo tan perfecto

Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: