divagaciones . . .

-> Panic! At The Disco – I Write Sins Not Tragedies

171918_10151067510335814_256221452_o
Pichilemu

Yo me sentaría en la última fila de tu boda, no diría una sola palabra, no tendría siquiera que avisarte que estoy ahí por que estoy seguro que ya lo sabrías, que estaría nuevamente por última vez poniendo todas mis cartas sobre la mesa, con la suerte y los astros a mi favor y te aseguro cariño que te irías conmigo a pesar de que ya hayas dado el “SI, ACEPTO” a otros, sé que pasarías una fantástica luna de miel conmigo, como un sueño que tendría también mucho de una pesadilla.

Y te tomaría del brazo sin importarme quien sea al que le romperemos el corazón esta vez, cuantas promesas se vuelvan  en nuestra contra, ya he cargado con el peso de esta vida y muchas otras, ya no tendría importancia, tenemos un pase liberado a generar todo el caos que se nos curra y vivir en la eterna primavera, podríamos conducirnos a través del tiempo y trazar un mapa de todos los lugares en el planeta donde haremos el amor.

Y si la rutina nos aplasta nos inventamos otra vida, colonizamos otras tierras y hacemos crecer la familia, podría cada uno contarte una historia nueva, contarte sobre mis 17 días en rehabilitación, las 430 mujeres con las que he ensuciado las sabanas, la vez que dios no me dejo entrar a cielo, cuando intente reemplazarte con los juegos del ego y como metí tan de lleno en la escritura como sustituto de la cerveza.

Te  conté que aun no he logrado experimentar miedo, que continuo en este contante estado de congelación y pueden pasar meses en que se me olvida por completo respirar, que le soy infiel al mar y a la luna, ¿Podrías creerlo?. Te espantarías su supieras que entré a un cementerio e intente revivir un muerto y me vestí mas de una para mi último día, pero que escribí una sola carta de despedida que fue solo para ti, ¿sabias también que todo lo que tengo te pertenecerá el día que ya no exista? , incluso todo el dinero recolectado por los libros escritos en tu nombre.

No debe existir una persona a la que no le hable de ti, de nuestros tiempos, de mi inmadurez, de los fantástica que eres como mujer, como madre y como amante, que no hubo un solo día en que no sentí que se me iba a salir el corazón de tanta felicidad, incluso cuando odiaba tus egoísmos, incluso ahora que ya no estás desde hace tanto tiempo, siempre vendrá alguna nueva ola desde el lejano océano con alguna señal desde tal vez el otro lado del mundo arrastrando algo en toda esta historia.

Y sabes, hoy dudo en contestar el teléfono, no sé como sería volver a escuchar tu voz, cuando he luchado tanto por mantenerme a raya, mantenerme alejado del caos, de la incertidumbre, cuando me he jugado la vida para estar bien solo conmigo mismo y no depender tanto de ti, no depender tanto de nosotros.

Saltaría al vacío contigo una y otra vez, sin medir ningún tipo de consecuencia, sin importar el daño colateral, incluso con más intensidad, con más locura.

¿Sigues dándote cuenta por que te observe tanto y aproveche cada minuto?, para momentos como ahora, cuando prácticamente no existes y me vasta cerrar los ojos, y pensarte en alguna habitación llena de colores, tomando sol en la playa y simplemente en mi pecho, como la persona más fuerte que conozco, la obre de arte perfecta, única, totalmente fuera de serie.

Podrán seguir pasando los años, podrá mi vida ser cada vez más extraña, podría haber dado vuelta ya muchas paginas e incluso haberme convertido en un hombre, pero siempre habrá algo para ti.

Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy . . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s