maravillas

 Me subí a la bicicleta y no me detuve hasta llegar al mar, otra vez esa sensación de ser invencible en la carretera. Los matices perfecto del amanecer, la sinfonía perfecta de la fauna.

Falto pararme a un costado de la carretera, subirme a un vehículo desconocido para volver a sentirme vivo, entre historias inimaginables, sonrisas honestas y la perdida total de la noción del tiempo.

Dormir en casa de desconocidos, respirar, desnudarse en el mar y abrigar el cuerpo en la hoguera.

Lo que entrega la libertad no se podia comparar con nada !

Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy . . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s