Mar

Reencontrarse con el mar y aquellas condiciones tan salvajes fue un hermoso regalo, reme como pude para llegar con algo de dignidad al point, pasar la rompiente y esperar el set que se asoma brutal desde el horizonte fue re encontrarse con el origen de todo, el núcleo de la vida. 
Me posicione en la 8 pies, remé seguro y como si me jugara la vida y como si realizara un movimiento natural, tanto como el reflejo de respirar, tomé esa perfecta derecha que se puso doble en un fondo de arena que asomaba con fuerza.

Hace mucho tiempo no me sentí así de despierto, conectado, como un niño que juega sin tiempo en el mar

Autor: jstrahalm

Just a boy . . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s