nada como aquellos ojos

nada como aquellos ojos, pensó el muchacho mientras bebía una cerveza, el día lunes.

Llegó en un taxi un día domingo, yo fui un hijo de puta, no pude mirarla, solo la follé, con una sensación de asco, sintiéndome suicida otra vez, le pedí que se fuera por favor y nunca más volviera.

Fue un día extraño,
Sigo pensando en un abrazo al terminar el día,
sobre todo tuyo.

Infielmente tuyo,
Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy ...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s