Nuestra generación

Pues habíamos perdido cualquier noción de miedo, por que ya habíamos visto la más parte más macabra y ruda de la vida. Habíamos experimentado una y otra vez la separación de nuestros padres, luchas incesantes en tribunales, habíamos presenciado la fragilidad de la vida cada vez que asistíamos a un funeral y nos sentíamos acojonados, dispuestos a todo.

Habíamos perdido a nuestras madres a temprana edad , nos fuimos de casa con una mochila puesta y algunos billetes en el bolsillo.

Tendiamos a desafiar cualquier sentido de autoridad lo que nos costaron noches solitarias, emulando a nuestros mayores héroes, historias de villanos que consumimos en libros como si se tratara de la mejor droga.

Quizás fue eso lo que nos salvó una y otra vez, el entender que la vida debe ser tomada desde lo más profundo de los huevos sin querer pensar tanto en la vejez, sino que dedicarse a vivir bien mientras exista fuego.

Nos sentíamos tan aturdidos con la realidad, que cualquier juego de pirotecnia se volvia atractivo, incluso para mi que era un salvaje.

Infielmente tuyo,
Javier

Autor: jstrahalm

Just a boy ...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s