La chica más guapa de la universidad

Finales de noviembre o tal vez ya diciembre de 2016:

 

Seguramente llevábamos  casi un año de relación M.J. Debo ser completamente honesto, nunca me sentí enamorado, por momentos bastante embobado, éramos tan distintos, tu con todos tus prejuicios y cuadraturas de cabeza, yo un universo donde todo es posible. Un romance desgastado por la monotonía, algo que para mi es inaceptable.

Además de estudiar, trabajaba en la universidad, sentado tras un escritorio orientando a jóvenes, gran ironía siendo yo tal vez la persona mas perdida de todo el lugar. En ese minuto la llamé “sonrisitas”, la chica mas guapa que vi en mis 3 años de universidad.

Siempre pensé que era mi cabeza haciéndome jugarretas y cada vez que pasabas me sonreías, tal vez con la mirada mas dulce y coqueta que he visto. Es increíble pero aun me sacas sonrisas de pensarte.

Debió ser un domingo, revisé facebook después de alguna discusión con M.J.  y tenia un mensaje tuyo, no me sorprendí, la vida tiene una forma muy misteriosa de entregarme todo lo que deseo, soy un niño en una tienda de dulces con crédito ilimitado. Comenzamos a escribirnos, y te has decepcionado al saber que estaba en una relación.

  • No lo creerías Francisca, pero acabo de terminar.

Te acercaste el lunes siguiente antes de terminar de trabajar. Vamos a tomarnos una cerveza. Me volví loco, la chicas más guapa de la universidad me ha invitado a una cerveza. Nos subimos a una micro y el coqueteo fue evidente, me doy cuenta que entre más directo soy y entre más miro a las mujeres a los ojos se vuelve más fácil llegar a ellas. Pedimos una mesa y empezaron a correr las cervezas. Me tenias cautivado, eras un caos, tal vez tanto como yo. Recuerdo que paso un vagabundo por nuestra mesa pidiendo limosna y no se te ocurrió nada mejor que invitarlo a sentarse y pedir otra ronda. Caí rendido en ese minuto. Nos besamos, y en el cuerpo mas sangre que cerveza nos fuimos a mi casa.

Bueno, ustedes ya saben lo que sigue, y saben muy bien cuando la ropa estorba, la química hace lo suyo.

Nos despertamos, la resaca maldita, hasta en ese momento seguías siendo guapísima, compramos agua y nos separamos.

Me escribiste una carta, que seguramente abandone en alguna casa donde viví, donde expresabas la manera extraña e increíble de como había movido tu mundo, de que yo era una persona totalmente distinta a las que tu conocías y que tenias miedo. Salimos un par de veces más.

Te asustaste y huiste. Cobarde Francisca sonrisitas, fue una buena decisión

 

Te necesito

—>Play

 

Te necesito para no salir huyendo

cuando todo se vuelve complicado.

cuando entro en pánico.

No solo tu recuerdo,

ni tu olor a primavera.

Tampoco las borracheras,

ni las putas o los analgesicos.

No soy un hombre,

soy un payaso niño.

Estoy lleno de cicatrices

y la constante soledad haciendo lo suyo.

Hoy no entiendo las pruebas,

hoy no entiendo la broma cósmica.

He dormido en parques

sintiendo tanto frío que no lo creerías,

pensando estúpidamente que eso me haría fuerte.

Deje de dormir para no perderme nada.

Me entregue completamente al misterio del amor

abandonándolo todo.

 

Me he quedado:

loco, solo y con unos buenos poemas

 

Javier

Hasta que nos encontramos

Después de tal vez 4 o 5 meses de tinder, whatsapp, facebook, facetime, borracheras y abrazos virtuales.

Después de un impulso y viajar 300 km sin encontrarte.

Después de ir en un bus y estar a punto de bajarme frente a tu casa.

Nos hemos encontrado, ha sido como si nos conociéramos de siempre, risas, tonterías, caricias torpes y algo de coqueteo.

Por primera vez me he aguantado, no la he besado. No es que me haya acobardado, pero no hay apuro.

Se ha ido de viaje, yo me siento feliz.

me ha faltado pornografia

—->Play

mi primera vez:

Recuerdo tener 18 años, tuve muchos encuentros previos con diferentes mujeres, pero nada de grado 3.

Fernanda me había invitado a su cumpleaños, nos llevábamos bastante bien, también tenia esa necesidad de libertad, será de las pocas personas que me agradaron en el colegio. Ella  arrendó una cabaña cerca de la ciudad. Yo aun vivía en casa de mis abuelos  y la verdad la cerveza aun no me volvía loco. Gratas conversaciones, yo dandole a una que otra cerveza. Recuerdo que apareció esta chica con un look medio “punk”, una carita bastante tierna.

Me tomo de la mano y me llevo a una habitación. Sin previo aviso me dio una cachetada. Mi nariz comenzó a sangrar, me comenzó a abrazar y me dijo: lo compensaré. Cerré la puerta y comencé a quitarle la ropa. No soy de ponerme nervioso, pero estaba tenso, seguramente parecí el sujeto mas torpe del universo.

En ese momento entendí lo educativa que puede ser la pornografía. Casi como si se tratara de una coreografía, un par de vueltas, arriba, abajo, de lado, me he quedado sin mas ideas. Me ha faltado pornografía.

Estaba tan concentrado en hacer todo bien que ni siquiera he disfrutado.

Le he preguntado: ¿Como lo hice?

Soy un idiota.

Quieres un caos, cuenta conmigo

Nuevamente tendré que ir a juicio, nuevamente esas ideas de prisión vuelven a mi cabeza. ¿Será otro año firmando todos los meses?. Un hombre como yo no puede ser encarcelado, ni siquiera en jaulas imaginarias. Lo merezco, merezco recorrer todo el camino, solo así me haré fuerte.

Saldré de todos los problemas y si todo sale bien en tal vez 1 año o máximo 2 estaré dandole la vuelta al mundo

Tengo un objetivo !

Carta a los 12 años

Estuve a minutos de ser corrompido, sonó mi teléfono a eso de las 03:30 de la mañana, esta chica borracha quería que la fuera a buscar. Sabia ya muy bien en que terminaría todo eso, me hice el dormido. COBARDE

Desperté y casi por arte de magia, aparece esta carta que escribí con 12 años a mamá en uno de sus tantos intentos por mantenerse sobria. Siempre leal a mi palabra: “puedes contar conmigo, aunque estemos separados, te amaré suceda lo que suceda”.

cartama

ps: Te amo.

ps: siempre fuiste la mas comprensiva !

Javier

Personas en vitrina

—-> Play

Consumeme, cómprame, utilizame, conoceme, úsame ! me resistí mucho al juego de Tinder. ¿Y que buscamos? Nos aburrieron las personas que en un match encontraríamos alguien que nos revolucionara nuestro mundo.  Fue interesante encontrar a novias de amigos, ex´s, familiares. Un par de fotos un poco decentes y contamos 48 “Matches”.

IMG_0264
Perdón Katherine. No tengo idea quien eres, espero no te molestes.

Debo admitir que me junte con una de estas personas y todo termino en su departamento, yo en pasos silenciosos escapando a las 07 de la mañana robando la ultima botella de cerveza y resolviendo el laberinto para salir del condominio sin tener que saltar paredes.

Si, a todos nos seduce un buen cuerpo, una foto en las bahamas, cuanto amas a los animales y los adictos a la aventura. Somo publicidad, somos marketing, SOMOS MANIQUÍES EN UNA VITRINA, productos en un supermercado.

Debe ser algo parecido a lo que experimentaba en los bares, pero ahí realmente escuchabas a las personas, notabas gestos, veías desesperación, felicidad real, angustia, no una pose, no un cliche. Te llevo, te descarto. Ojo yo soy parte del juego.

Me quedo con mi chica favorita de Tinder, Constanza. Ya serán tres meses de chats, vídeo llamadas y una escapada a buscarte en la vida real. Aun no lo logro, pero debo admitir que me haces reír todos los días con tus gestos idiotas, con la manera casi retardada en que te expresas y lo espontanea que sueles ser.

ps: Soy un cínico, hoy tengo una invitación a un café con Noe, mi ultimo match.

 

Javier