contra las probabilidades

Contra las probabilidades,
cada día
dando una exquisita batalla,
y hoy más victorioso que siempre.
Nunca fuí tan optimista como hoy,
nunca estuve tan despierto como hoy.

Te recuerdo con una alegría inmensa,
que me saca unas sonrisas,
sonrisas de un misterio tan bien vivido,
el dedicarse a realmente vivir
es una tarea de solo unos pocos,
una tarea que te costará la vida,
te volveré realmente loco
una real proeza de la cual nunca saldrás vivo.

Hoy, solo hoy podría hacerle frente a cualquiera,
podría estar frente a cualquier juez
y mi respiración se mantendría lenta, pausada, armoniosa.

No olvido las esposas, las camisas de fuerza,
las sobredosis, el encierro, las terapias de shock,
la muerte, los cuerpos en descomposición,
me gusta pensar en aquello como un lugar
al que no quisiera volver.

No quiero resaca alguna que no sea
por seguir a la luna,
por deleitarme en el misterio de la pasión,
de las eternas horas de oficinas,
horas buscando una ola perfecta
o mi delicioso insomnio.

Quiero seguir descubriendolo,
equivocándome,
pensando que eres la única,
siéndote infiel en cada oportunidad,
con una pureza que solo nosotros entenderíamos.

Infielmente tuyo
Javier